Maria C. Sánchez

Maria Sanchez

Una hija de Comerío, Puerto Rico, María Sánchez vino a Hartford en 1953. Ella luchó por la comunidad hasta los últimos días de su vida y es reconocida como la Madrina del pueblo puertorriqueño y de la comunidad hispana. María fue co-fundadora de la Organización del Desfile Puertorriqueño en 1964, así como de La Casa de Puerto Rico, La Sociedad de Servicios Legales, la Asociación de Comerciantes HispanoAmericanos y el Equipo de Renovación de la Comunidad.

María fue miembro de la Junta de Educación de Hartford durante 16 años, y la partidaria más apasionada del programa de educación bilingüe-bicultural en Hartford. La mayoría de sus logros sobresalientes fueron por la dedicación de su vida a hacer recomendaciones a favor de los niños de Hartford y esforzándolos por alcanzar una educación de calidad.

En 1988, María llegó a ser la primera mujer puertorriqueña en ser elegida al poder legislativo del Estado de Connecticut. Desafortunadamente, ella no completó su término. El 25 de noviembre de 1989 ella fue llamada a servir con un poder más alto. Para perpetuar su memoria y su valiosa contribución al enriquecimiento del pueblo puertorriqueño y de la comunidad hispana, se inauguró oficialmente una escuela de enseñanza primaria en su nombre en la Calle Babcock en septiembre de 1991 en Hartford.

Hoy continuamos celebrando sus logros y los de otros líderes en nuestra comunidad.

 


Born in Comerío, Puerto Rico, María Sánchez arrived in Hartford in 1953. She fought for the community until the last days of her life and is still recognized as the Godmother of the Puerto Rican and Hispanic community. Maria co-founded the Puerto Rican Parade organization in 1964 as well as La Casa de Puerto Rico, the Sociedad de Servicios Legales, the Spanish American Merchants Association and the Community Renewal Team.

María was a member of the Hartford Board of Education for 16 years, the most passionate advocate of the program in bilingual-bicultural education in Hartford. Most of her outstanding achievements were devoted to make recommendations on behalf of the children of Hartford and striving them to achieve quality education.

In 1988, Maria came to be the first Puerto Rican woman to be elected to the State Legislature in Connecticut. Unfortunately, she did not complete her term. On November 25, 1989 she was called to serve a higher power. To perpetuate her memory and her valuable contribution to the enrichment of the Puerto Rican and Hispanic community, a primary school on Babcock Street officially opened in her name in September 1991.

Today, we continue celebrating her achievements as well as the achievements of other leaders in our community.

Photo: Hartford History Center, Hartford Public Library